ATKINSONS

ATKINSONS:  Toda Europa cayó rendida a la seducción de esta casa inglesa fundada en 1799 que tuvo a Beau Brummell como su primer embajador y que de la mano de Jorge IV, en 1826 y, según cuenta la leyenda, tras captar su olor por los pasillos de palacio, se convirtió inmediatamente en la Perfumería Oficial de la Real Casa de Inglaterra.